9/5/06

OBSERVATORI DEL RUIDO

JAZZNOIZE
(GENERACIÓN NOISE)



(Aprendiendo a escuchar)
Bombardeo de sonidos, capitalismo, colecciones musicales, estancamiento, armonización libre de sonidos. Naturaleza electrónica. Escuchar impulsos y no notas musicales. Compases = segundos. Imitación como modo de aprendizaje. El sentido del oido. PUTA-Dictadura del software. Ruido interactuando en cuerpo y mente. Contra la cultura de la dependencia. Innovación contra la pereza el arte musical. Nuevos lenguajes sónicos poetizan con la voz. Gime!!!
Mejor las metodologías menos subjetivas
El sujeto negado = subversión
Aprendan de la familia Panero, los más noise del franquismo cultural.
Arriba el Noise: mental-conceptual-proletario-industrial-musical-bélico.



About:blank y otros actos sónicos.
Ruidismo con eclecticismo y sabiduría. "Compatriotas" europeo- suecos con pinta de islamizados, adolescentes japos buscando su pearl harbor o despistados huidizos ante tan magna sonoridad retumbante. Por tres días vespertinos nuestros tímpanos fueron por momentos el órgano más importante del habitáculo vivo.
Macrosala museística acientífica, escondida en un perdido pasillo del Área de exposiciones (proyectos visuales mekánicos antisistema) donde iban confluyendo los elementos más ornitológicos de la fauna freak musical.
Esa sala cuasi búnker era impenetrable a cualquier bombardeo. El organizador de estas actuaciones experimentales llegó a ser amonestado por el propio director del museo de las anticiencias.
Su despacho se encontraba exáctamente encima de la sala dedicada al arte sonoro. "Esto retumba por todos sitios" decía el burócrata.
El último día (domingo) quedé perplejo ante el poderío del director (al margen de la organización del festival). Retiraron la mitad de altavoces-rascacielos. La potencia sonora no decayó afortunadamente.
Generalmente neófita, la mayoría del público asistía estupefacta ante el fenómeno aural del sonido.
¿De dónde sacaban esos sonidos?
Lo anecdótico fue que solo uno "artista" utilizó su portatil como herramienta de transmisión
sónica.
La mayoría manejaron sus artefactos originales.
Me sentía extraño en esa sala. Representaba un armazón frente a la ilógica de las formas de vida actuales, era mejor que irse a un monasterio y más barato que viajar al jodido Tibet.
Las instalaciones eran representadas por músicos de renombre internacional, suecos, yanquis e incluso australianos. Quizá también algún que otro yonqui.
El sentido de la percepción era diferente, estabamos atrapados gustosamente ante los ruidos que rompían el silencio.
Los más terroríficos abismos surgían de los altavoces estratégicamente ubicados. Sonidos graves que tumbarían a más de uno. Microruidos casi imperceptibles, grabaciones de campo moduladas electrónicamente, reflejos sónicos de ciudades fantasmas, interpretaciones virtuosas de músicos cuyo material para el acto del ruido era la percusión. Esta gente venía de girar por medio mundo y al "estilo lee ranaldo" conversaban con los oyentes para conocer sus impresiones sobre tales osados actos de deconstrucción musical.
Algunos no eran creadores de noise, cohesionaban las estructuras sónicas existentes asimilandolas al estilo de los escritores cuando utilizan las palabras para transmitir o describir una historia...
la confusión como símbolo del proceso imaginativo de la pureza total del sonido, etc.

Jason kahn dió un recital maestro de cómo con una simple caja y un platillo de batería podía, mediante moduladores y secuenciadores, construir sonidos inimaginables y provocar que más de uno tuviera que evacuar la sala y tal vez algo más de su estómago. La sonoridad era total. Los cuerpos casi salían disparados de los asientos por la magnitud y potencia de los ruidos.
Los dolores de cabeza comenzaban a dispararse entre los asistentes.

Este tipo de música puede provocar vómitos y dolorosas jaquecas. Que le lo pregunten al mayor instigador de las arcadas, el japonés Merzbow.
El sábado tempranamente a las 17 horas, Lawrence English un austral koala, blanquinoso de piel y cara de abducido, expuso su trabajo (esta vez respaldado de imágenes fantasmagóricas) aproximándose sónicamente a paisajes de su tierra natal cocodrilera, mediante la improvisación libre que procesaba rítmicos sonidos influidos por la música concreta del maestro Pierre Henry.
Como era un festival ecléctico y sin mucha lógica, los dos siguientes maromos ruidistas expertos en investigaciones de Física (sobre el impacto del ruido y el diseño de baja vibración en edificios o el espectro audible de las frecuencias...) me los perdí.

Mandaba otro escenario, un poco chill out-ero por las pintas de algunos y las altas ventas de redbulls con... Pero pinchaba uno de los creadores del house (chicago). El maestro LARRY HEARD aunque la mitad no tenían ni puta idea, pensarían que pinchaba un negro de discoteca ibicenca de entresemana en septiembre.
Can you feel it? Ese tema es la mejor composición de house de la historia.

Eso era el puto paraíso. Pleno de cervezas costosas (no para bebérmelas) bailaba como un maldito juligan rabioso.
Autenticas piezas de orfebrería-dance.
La puta vieja escuela de chicago, o el mejor acid de Armando, Adonis o Dj Pierre mandando ante una masa de pastilleros deshidratados con pinta de venir en avión desde Baja California.

Tras la resaca, el domingo fue el gran día. Scott Arford nos aleccionó sobre como crear sonidos impactantes a través de la utilización de conexiones en televisores para crear y modular frecuencias de ruido. Esa performance fue la ostia. Este personaje es una figura en la zona de la bahía de San Francisco, según dicen, y ha producido trabajos de audio y video.
Fue colosal.
En la siguiente audición retorcían los sonidos más caseros y mas extragvagantes a la vez, como los del tráfico, el griterío, perros comiendo palomas, gaviotas asesinas o canarios esquizofrénicos enjaulados. Pero lo más impactante fue la singular utilización y el tratamiento sonoro de las "charlas" que protagonizaban los habitantes de un manicomio auténtico (grabandolas de manera ilegal, claro).

En el "fin de fiesta"
los protagonistas fueron Infrasound y como su nombre indica demolieron la sala con sus sonidos infra-humanos para nuestra salud. Aquí no solo sufría el tímpano, sino el cuerpo entero. Me dolían hasta las uñas de los pies. La dictadura era de las ondas herzianas, los aparatos medidores de amperios y demas cacharrería electrónica.
Debías ser activo durante el "concierto" y moverte de un lugar a otro de la sala para apreciar las direrentes frecuencias que producían el duo de músicos (que disfrutaban como locos mareando a los asistentes) pues los ruidos eran diferentes según la ubicación. Realmente la "guindilla" al festival fue demoledora.

Este festival (sección ruido) ha sido una lección de como se puede llegar a transformar la música, su naturaleza. Aquí mandaba el oido.
Determinaba la sonoridad del trabajo y los ruidos eran alterados de forma brutal, modulados para intentar crear otro estado de convivencia. Es algo utópico pero es el reflejo sónico en relación con la sociedad de nuestra época.
La alegoría del sonido-ruidismo, transformar el sonido, transformar el mundo.
Ya pasó la era de los signos musicales, eso ya está desnaturalizado, las partituras son solo un fragmento de la realidad sonora que existe en la naturaleza. Hay que tratarlos hasta deconstruir y recomponer esos sonidos para un nuevo imaginario sónico.
Todo parte del ritmo. Un sonido es ritmo.
Y 1,2,3,4.

Hasta otro año,
aunque con sonotone.




5 comentarios:

Para, creo que voy a vomitar dijo...

Curiosa crónica la tuya. Yo sólo puedo opinar del viernes que es cuando estuve, pero me han dado ganas de haberme quedao más días!

Yo tb me cagué en la madre que parió a los técnicos de sonido (concretamente en el de rastas), que jodieron enteramente el concierto de Cocorosie, así no se puede hombre!

lujo berner dijo...

UUUUUUUUUUUUUUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSERGIUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUNOIZEROZBOK

Empiezo a entender dijo...

Que fuerte, hoy aparece todo el tiempo Murcia...hoy que yo tamb he pensado en ella, digo. q fuert.

sergiovich dijo...

Ruidismo en la 1ª edición del SONIC ACT.
12 Junio 2006
Lugar: Tragatrullo Club. c/taladratímpanos, nº 180db. 3ª viga a la izquierda.

Cartel:

12´00 h.
MATANZA TECHNO (Degustación ibérica del animal más porc.
Sesiones de minimal techno a cargo de DJ PANCETA y acompañadas de morcillas, longanizas, salchichas, tocino y litros de cerveza ultrafría)

14´00 h.
WIPE THE NEEDLE CREW (combo de afrikaners holandeses rayando con taladro vinilos de K. H. Stockhausen. Muy recomendado)

15´00 H.(Intermedio)
Improvisación de música concreta. Homenaje a Pierre Henry:
SONATA DE GRILLOS BAJO SOMBRA DE ÁRBOLES.

17´00 h.
FRESADORES SOUND SYSTEM (Grupo formado por varios ex-miembros del mítico BAZÁN NOISE GROUP. Utilizan toda cacharrería industrial y para este acto realizarán versiones de los éxitos de Einsturzende Neubauten. HAUS DER LUGE!!!

18´00 h.
DJ CEMENTO
Sesión sin contemplaciones y a tres platos. El discjockey más enérgico de la Vega Baja. Edita su material en el sello londinense METAL BRAIN.

20´00 h. (Fin de fiesta y cabeza de cartel)

SONIC MUJO & JAZZNOIZE

(Dos célebres investigadores de los sonidos más abisales. Dos genios del ruidismo. Sus discografías son inabarcables. Han publicado multitud de trabajos bajo diferentes alias y en diferentes sellos.
S. Mujo manipula y exprime los sonidos más experimentales de las Guitarras.
Jazznoize, extrae la música muerta de los polígonos industriales abandonados. El heredero de Francisco López.
Ambos, reunidos por primera vez, prometen una experiencia única.
Música electroacústica, ruidismo digital, stoned guitars, noise beats...

Be-Lula dijo...

¿Qué hacen este fin de semana? Quedé en llamar a Pit a ver si hacen algo. Les apetece una sesión de "Rayos X en los ojos" en los rectores?